Bienvenidos a toros bravos <<<<<<1000 visitas>>>>>> gracias

viernes, 26 de octubre de 2007

La plaza de mexico


hoy empezado hacer las Americas por la mexico

Plaza México
Inaugurada en 1946 por Luis Castro El Soldado, Manolete y Luis Procuna, que lidiaron toros de San Mateo. El primer rabo lo cortó Silverio Pérez, el 16 de febrero de 1946, que actuaba mano a mano con Manolete. Orejas y rabo a "Barba Azul", toro de la ganadería de Torre- cilla.
La Plaza México se construyó gracias al ímpetu del empresario yucateco de origen libanés Neguib Simón. El proyecto inicial era construir lo que sería la Ciudad de los Deportes que incluiría plaza de toros, estadio de futbol, canchas de tenis y frontón, boliches, cines, restaurantes, arena de box y lucha, alberca, playa con olas, terreno para ferias y exposiciones. Sin embargo, el proyecto sólo alcanzó para construir la plaza y el estadio de futbol (actualmente Estadio Azul del equipo Cruz Azul, de primera división).El ingeniero a cargo de la construcción fue Modesto Rolland. Las obras comenzaron el 1º de diciembre de 1944 donde se ubicaba una ladrillera de la colonia Nochebuena. En aquel tiempo el lugar se encontraba en las afueras del DF. Se trata de una colosal obra monolítica de hormigón armado y su ruedo se encuentra 20 metros por debajo de las calles adyacentes. Está rodeado por esculturas del del valenciano Alfredo Just.
Es la plaza más grande del mundo. Aforo de 41.262 localidades.
Durante los siglos XV al XVII se levantaron plazas de toros con carácter provisional en distintos lugares de la ciudad de México. Fueron de madera y por ello desmontables al concluir los festejos. La primera fija que se construye, llamada Real Plaza de toros de San Pablo, se levanta el año 1788 y se inaugura el 24 de noviembre de 1788. En 1821 un incendio la destruye y en su lugar se erige otra plaza, cuya obra comenzó el 18 de enero de 1851. Fue inaugurada el 23 de noviembre de ese año con el nombre de Plaza de toros del Paseo Nuevo. En virtud de la ley promulgada el 28 de noviembre de 1867, se destuye. Esa Ley prohibía las corridas de toros. Abolida la prohibición en 1887, inmediatamente se construyó la de San Rafael, inaugurada el 20 de febrero de ese año y demolida en 1889. Era de madera.

-----------------------
La México (2da parte)
La historia de la Plaza México resulta apasionante y llena de momentos que han hecho de éste escenario Monumental uno de los más importantes del mundo. Lo es por su cupo indudablemente: 45 mil espectadores.
La idea de su construcción fue concebida por un singular y visionario empresario de origen libanés nacido en México llamado Neguib Simón. Utilizó en la construcción de la plaza y del estadio ubicado a uno lado de ella – llamado Ciudad de los Deportes – toda su fortuna. Ambas construcciones se encuentran a sólo unos de metros de la Avenida de Los Insurgentes, la más importante de la ciudad de México.
Para los aficionados acostumbrados a ver las corridas en el Toreo de La Condesa, ubicada en la colonia Roma, cerca del centro de la ciudad capital, la lejanía del coso resultó un punto relevante, además del aparentemente poco taurino diseño y el costo del boletaje. Se hablaba en 1946 que los costos de los boletos para el festejo inaugural nunca habían sido vistos. Una barrera de sombra costaría cincuenta pesos.
La plaza de Toros México contaba con 49 filas además de los palcos. A pesar de la grandeza en la que nacía muchos deparaban un escaso éxito al proyecto hecho realidad por el ingeniero Modesto C. Roland en medio de una enorme ladrillera ubicada la sur de la Ciudad de México.
En medio de la repulsa general La México estaba por nacer. Fue bendecida por el Arzobispo de México, Dr. Luis María Martínez quien dio la primera vuelta al ruedo.
Llegó la fecha del 5 de febrero y la plaza llena en su totalidad acabó con los negativos vaticinios.
Para tan señalada ocasión un cartel de postín: Luis Castro “El Soldado”, Manuel Rodríguez “Manolete” y Luis Procuna, diestros nacidos en los barrios capitalinos de Mixcoac y San Juan de Letrán, y un afamado diestro cordobés. Mataron un encierro de la ganadería prócer mexicana de San Mateo, de don Antonio Llaguno.
A pesar de la puntualidad del inicio de las corridas de toros y dadas las condiciones de la inauguración, el festejo dio principio diez minutos tarde. La mayor parte de los aficionados no encontraban la plaza, primero y después no daban con su localidad en los enormes tendidos de la misma.
El paseíllo fue encabezado por cuatro alguacilillos. Un enorme arreglo floral adornada el ruedo. Desde ese primer festejo ese adorno fue patrocinado por una casa productora de llantas.
El primer capotazo lo dio “Chato” Guzmán. El primer puyazo fue de José Noriega “El Cubano”, quien sufrió también el primer tumbo. El primer par de banderillas fue de “Chato” Guzmán. El primer muletazo y primer faena, la primera estocada y primer descabello, de Luis Castro “El soldado”, primer espada, quien vistió un terno marfil y plata.
El primer toro se llamó Jardinero, número 33, cárdeno oscuro caribello, al que le abrió la puerta de toriles José Medina.
“Manolete” cortó una oreja al ejemplar corrido en segundo lugar llamado Fresnillo. Para tan señalada ocasión el Monstruo de Córdoba vistió elegantemente de tabaco y oro. Fue la primera oreja en la historia de La México.
Luis Procuna cortó la segunda al tercero de la tarde llamado Gavioto, fue el primer apéndice para un torero mexicano.
Peregrino, quinto de la tarde fue devuelto. Para el ganadero, de manera indebida. Monterillo lo sustituyó. “Manolete” dio vuelta al ruedo a pesar de haberlo pinchado hasta en cuatro ocasiones.
Gallito fue corrido en cuarto lugar, en sexto Limonero. La tarde significó triunfos para “Manolete” y Luis Procuna. No para “El soldado”. Para las primeras corridas las localidades de barrera fueron improvisadas con unos asientos de tule. Sobre uno de los túneles aparecía el palco de la Autoridad. Esa tarde inaugural fue ocupado por Carlos Zamora, juez y Rosendo Bejar, quien cambiaba las suertes.
El segundo festejo se llevó a cabo el sábado 16 de febrero. La plaza no se llenó. Se llevó a cabo un mano a mano teniendo como protagonistas a Silverio Pérez y a “Manolete”.Los toros fueron de Torrecilla. El diestro de Córdoba cortó una oreja a Espinoso, cuarto de la tarde. Silverio cortó orejas y rabo a Barba Azul.
La tercera corrida se llevó a cabo el martes 25 de febrero. Hicieron el paseíllo “Manolete”, Luis Procuna y Rafael Perea “El Boni”, que confirmó su alternativa. Los toros fueron nuevamente de Torrecilla. El viento no permitió el lucimiento de los alternantes. Procuna tuvo petición de oreja y dio vuelta al ruedo.
Fue hasta el 9 de marzo cuando se dio la cuarta corrida de esta breve serie inaugural con Joaquín Rodríguez “Cagancho”, Luis castro “El Soldado” y Silverio Pérez con otra corrida de San Mateo. Fueron cuatro corridas de ganaderías de Zacatecas y de los hermanos Llaguno las lidiadas en los festejos de apertura del coso monumental. Lo mejor de la cuarta tarde, en la que sopló fuerte viento fueron cuatro varas de Abraham Juárez Límber.

-----------------------
Historia de Corridas en México
Historia de las grandes corridas en México con cuatro toreros y ocho toros
Por ENRIQUE GUARNER
(...) La primera corrida de trascendencia con cuatro toreros importantes de la época y otros con gran estampa fue la que se llevó a cabo en la antigua Plaza México por el empresario don Ramón López el 2 de febrero de 1902.
En ella se conjuntó a los principales de la temporada que habían sido Luis Mazzantini, Antonio Moreno "Lagartijillo", Antonio Fuentes y Joaquín Hernández "Parrao" con seis toros de Tepeyahualco y dos que pasaron a la historia que procedían del Duque de Veragua y que pesaban alrededor de 650 kilos cada uno.
El triunfo mayúsculo fue con estos dos últimos bureles y durante años se recordó el tercio de banderillas que ante "Pescador" ofrecieron "Lagartijillo", "Parrao" y el monumental par al quiebro por Antonio Fuentes.
El 23 de enero de 1921, en el Toreo de la Condesa se llevó a cabo otra corrida memorable ante ocho toros de Piedras Negras que procedían del semental "Fantasio" del Marqués de Saltillo.
En ella Rodolfo Gaona estuvo a la altura de su fama, ganándose la oreja de su primero. Domingo Dominguín la obtuvo en el sexto, Ignacio Sánchez Mejía triunfó en grande en el séptimo y Ernesto Pastor hizo un trasteo increíble ante "Pambacero".
El 17 de abril de aquel mismo año tuvo lugar otra gran corrida con ocho toros del Duque de Veragua, donde Gaona se consagró con "Lamparillo", Juan Silveti se jugó la vida en el sexto, Sánchez Mejía cortó todos los apéndices de "Pucherero" y Juan Luis de la Rosa ejecutó excelentes naturales.
El 4 de diciembre de 1921 ante un fracaso de Belmonte y Sánchez Mejía, lidiando ganado demasiado chico de Zotoluca, Pepe del Rivero tiró la casa por la ventana resarciendo al público con una corrida extraordinaria lidiándose ocho toros de Gregorio Campos y La Laguna.
Luis Freg estuvo muy bien, Juan Belmonte superior en los dos obteniendo los apéndices de "Lucero", Silveti valientísimo en el séptimo y Sánchez Mejía obtuvo orejas y rabo en el que cerró plaza.
El 27 de febrero de 1924 en El Toreo tuvo lugar otra de estas excepcionales corridas con toros de San Diego de los Padres, Gaona se consagró con "Flecha", Silveti con "Cirquero", José Roger Valencia ante "Jarabito" y Francisco Peralta "Facultades" estuvo enorme con "Morongo".
El elevado costo de los festejos con cuatro toreros y el fracaso del 17 de febrero de 1929 en la alternativa de Paco Gorráez, así como el del 4 de enero de 1934 con los grandes toreros que habían actuado en la temporada "Armillita", Solórzano, Alberto Balderas y Domingo Ortega con reses de San Diego de los Padres hizo que se suspendieran este tipo de corridas.
Sin embargo, el 14 de marzo de 1937 fue histórico con los toros de San Mateo y la increíble faena de Lorenzo Garza ante "Amapolo". En este mismo festejo Solórzano estuvo enorme y fueron cogidos "El Soldado" y Balderas.
En realidad en la Monumental Plaza México inaugurada el 5 de febrero de 1946 han habido pocos festejos con cuatro toreros. Recuerdo aquel que incluyó a Domingo Ortega y "Manolete" así como Fermín Rivera y Silverio con toros de La Punta. También fue excelente el del 9 de noviembre de 1952 con Dos Santos, Manolo González, Juan Silveti y Jorge Aguilar "El Ranchero" que cortó las orejas y rabo de "Monterillo".
Ha sido Rafael Herrerías quien ha gustado de volver a las corridas de ocho bureles y nos ofreció una muy buena el 27 de marzo de 1995 con triunfal actuación de Pizarro ante "Consentido" y de Miguel Espinosa con otro Xajay.
Un festejo que pasó a la historia fue el del 50 aniversario el 5 de febrero de 1996 con absurdas faenas de Cavazos, premiadas con apéndices y los sorprendidos ante los absurdos aplausos: Miguel Espinosa, "Joselito" y Enrique Ponce, quienes lidiaron bureles chicos de Mimiahuapam y Begoña.

informacion sacada de www.plazadetorosmexico.com.mx

viaje a Ronda

javier conde julio aparicio Jose Miguel Arroyo "Joselito morante espartaco jose tomas ponce

vista atras"ponce 1996 en ventas"